Twitter Facebook
Entrar o Registrarse
desc

Si no tienes cuenta, Regístrate. O entra con tu cuenta de Conectar con tu cuenta de Facebook o Conectar con tu cuenta de Google

Ficción Científica
Ficción Científica

Dentro del leviatán

Es la segunda vez que leo este libro, la primera no me gustó nada esperaba más de él, esta vez, la segunda ya sabía que iba a dejarme con ganas de más y me ha encantado, me ha gustado mucho más.

 

La novela nos habla del Argonos una nave generacional que lleva tanto tiempo en el espacio que han olvidado su misión principal, hace catorce años que no se detienen en ningún mundo. Pero reciben la llamada de un mundo y cuando van a investigar encuentran a toda la población de una colonia humana muerta. Tras lo cual encuentran varada una nave alienígena.

 

El argumento es bastante interesante. Me ha gustado mucho el protagonista, Bartolomeo Aguilera, un tipo luchador, que es el que centra la atención, primero en el planeta y luego con la nave alienígena, el asesor del capitán. El enano me ha gustado mucho, no podía imaginármelo con otra pinta que le del enano de Juego de Tronos, culpa mía, y la monja, la monja espectacular. No me acordaba de este personaje.

 

La primera vez que leí la novela no me gustó, porque me pareció una historia sin terminar, no cuentan que hace la Árgonos viajando en el espacio ni que busca, y cuando encuentra algo, no cuentan nada de eso, pero esta segunda vez ya sabía eso y me he fijado en que la historia se centra en los tripulantes de segunda clase, los menos afortunados de la nave, acostumbrados a hacer los trabajos más duros. Y el misterio principal de la historia solo sirve para hacer avanzar la narración, también se centra en la iglesia, bueno la iglesia después de tanto tiempo sin salir, una iglesia que piensa que el ser humano apareció en esa nave, me ha gustado esa historia. En fin, creo que he contado más cosas de las que debería en esta reseña, pero no quiero que nadie lea esta novela creyendo que va a leer una historia de extraterrestres, salen pero no es lo principal. Si no la leen así el libro merece mucho la pena.



24/11/2017